Audio guías Bluehertz

 

 

Audio guía del Parque Nacional de Cabañeros

 

 

1. Bienvenida

 

 

- Audio guía bienvenida

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía bienvenida

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía bienvenida

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía bienvenida

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

Te damos la bienvenida al Centro de Visitantes del Parque Nacional de Cabañeros. Mis compañeros me han elegido para que te acompañe en tu recorrido con esta audioguia por las salas que vamos a ver. Iré descubriendo contigo los numerosos tesoros y secretos que alberga este maravilloso espacio natural. Tengo muchas cosas que contarte, así que pongámonos en marcha. Pero antes de comenzar, deja que me presente. Mi nombre es Silvia y trabajo desde hace años en el Parque. Soy bióloga y me encargo de diferentes tareas relacionadas con el cuidado de las numerosas especies que se encuentran aquí. No hay dos días seguidos iguales en mi trabajo.

En el Parque todo es un mundo mágico, en constante cambio, y rara es la semana que no asistimos a un momento intenso e irrepetible. Es difícil quedarse con uno solamente. Puede ser la impresionante berrea de los ciervos. El paso migratorio de miles de grullas. El nacimiento de un polluelo del escaso buitre negro. O la inmensa emoción que nos produce ver las huellas del casi extinguido lince ibérico y saber que algunos de ellos andan por aquí cerca. Sé que soy muy afortunada. Y los visitantes que vienen a vernos también. Porque Cabañeros es quizá el mejor Parque Nacional de España para la observación de la fauna en su hábitat natural y uno de los espacios protegidos de mayor relevancia en la península ibérica.

 

 

Por eso, sorprende todavía hoy recordar que todo esto estuvo a punto de perderse en los años ochenta del siglo pasado, cuando se quiso convertir la finca de Cabañeros en un campo de tiro para el Ejército. La amplia respuesta social contra esta iniciativa y la intervención de la Junta de Castilla-La Mancha permitieron parar afortunadamente este proyecto. Finalmente conseguimos, tras un largo proceso, que el 20 de noviembre de 1995 Cabañeros fuese declarado Parque Nacional.

Y el tiempo nos ha dado la razón a aquéllos que peleamos por la conservación de Cabañeros. Sus valores naturales lo han convertido en una de las grandes joyas de la red de Parques Nacionales, donde representa de manera destacada el ecosistema del monte mediterráneo. Ahora entenderás por qué queremos compartirlo contigo. ¡Espero que te guste la visita! Adelante con tu audioguia y gracias por venir a vernos.

 

 

2. Los Parques Nacionales

 

- Audio guía de los Parques Nacionales

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía de los Parques Nacionales

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía de los Parques Nacionales

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía de los Parques Nacionales

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

Antes de abandonar el vestíbulo para comenzar nuestro recorrido con la audioguia por Cabañeros, no te pierdas la información que se encuentra en uno de los laterales de la sala. Podrás conocer los detalles de la Red de Parques Nacionales españoles, formada por 15 espacios naturales protegidos por la figura de Parque Nacional, tras la última incorporación del Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama. Esta Red aúna la muestra más representativa y mejor conservada del patrimonio natural español. La finalidad buscada con la declaración de un Parque Nacional es: Asegurar la conservación de sus valores naturales. Hacer compatibles estas medidas de conservación con el uso y disfrute de cada Parque por parte de los ciudadanos. Y promover la investigación y el aumento del conocimiento que tenemos acerca de cada uno de estos espacios.

 

 

Además, los Parques Nacionales se han convertido en los últimos años en un importante motor para el desarrollo económico de las comarcas en las que se sitúan. En colaboración con los municipios y las empresas, procuramos fomentar un tipo de oferta alternativa de uso sostenible, coherente con un modelo de calidad de vida que apuesta cada vez más por la conservación de la naturaleza. ¡Y cada vez más gente viene a vernos! ¿Sabes que cada año disfrutan de los Parques Nacionales más de 10 millones de visitantes? Acércate con la audioguia a los paneles para ver la información de cada uno de los 15 Parques Nacionales que hay hasta el momento. Cuentas además con un interactivo que te proporcionará más datos y detalles sobre cada uno de estos espacios.

Fíjate en el panel del Parque Nacional de Cabañeros. Te recomiendo la visita a todos los Centros de Visitantes que tenemos aquí, ¡no te los pierdas! Además de los interesantes contenidos que expone cada uno de ellos, mis compañeros te ampliarán la información para organizar tu visita de la mejor manera posible. Y es que hay muchas opciones para visitar el Parque: Contamos con quince rutas señalizadas, dos de ellas en vehículos 4x4. Un observatorio de cigüeñas. Un mirador para ver la fauna de la raña. Y dos áreas recreativas para que puedas descansar durante tu visita. Y eso sin olvidar la amplia oferta de actividades que ofertan las empresas de turismo activo instaladas en la comarca.

 

 

Además, contamos con numerosos proyectos de investigación y programas de conservación en los que participan biólogos, científicos y expertos de toda España. Uno de ellos, por ejemplo, se llama “Alzando el vuelo”. Se trata de un programa realizado con la colaboración de SEO/BirdLife y que consiste en la instalación de una cámara en el nido de una pareja de águila imperial ibérica. En la pantalla que hay junto a los paneles de los 15 Parques Nacionales podrás disfrutar de las impresionantes imágenes en directo que filma esta cámara y que permite seguir el día a día de estas rapaces, uno de los símbolos de los bosques mediterráneos. Como ves, no exageraba antes, ya te dije que tenemos muchas que contarte en esta audioguia. Por eso, ¡estoy segura de que tendrás más de un motivo para regresar a Cabañeros!

 

 

3. El Muro Geológico

 

- Audio guía del Muro Geológico

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía del Muro Geológico

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía del Muro Geológico

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía del Muro Geológico

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

El Parque se encuentra enclavado en los Montes de Toledo, un área que posee algunas de las formaciones montañosas más antiguas de la península ibérica, con más de 500 millones de años. Cuesta ahora imaginarlo, pero toda esta zona estuvo sumergida bajo el mar en aquella época. Por eso tenemos importantes yacimientos paleontológicos de origen marino, donde se encuentran hasta 250 especies de algunos de los primeros habitantes de la Tierra, como los trilobites y los cefalópodos Antes de abandonar la sala, no dejes de ver la réplica expuesta de uno de estos ignofósiles de gran tamaño. Son los restos de la presencia de animales fosilizados. Podrás ver más como estos en el Centro de Visitantes “Casa Palillos”, cerca de Santa Quiteria. Muchísimo tiempo después, hace 2,5 millones de años, ya durante el Cuaternario, apareció en Cabañeros una fauna que hoy en día podríamos relacionarla con la de la sabana africana. Con grandes mamíferos como el mastodonte.

 

 

Hemos encontrado restos de uno de ellos en las rañas del sur de Cabañeros. Su cabeza y cornamenta se puede contemplar también en el Centro de Visitantes “Casa Palillos”. Fíjate ahora en la gran pared frontal de la sala. Aquí se encuentra instalada una recreación de un corte geológico del Parque Nacional de Cabañeros. Presenta de arriba a abajo ocho estratos horizontales compuestos por distintos materiales geológicos que se encuentran en el Parque ordenados cronológicamente.

Acércate con la audioguia al panel que hay a su lado, te proporcionará la información necesaria para entender esta secuencia estratigráfica. Presta atención y mira los detalles de los estratos. Imagina que cada uno de ellos encierra millones de años de la historia geológica de la Tierra. Y ahora piensa que nuestra especie, el homo sapiens sapiens, apenas lleva 200.000 años poblando este planeta. ¿Da vértigo, verdad? Te espero en la Sala de las Estaciones, donde comenzaremos nuestro viaje por los espacios naturales del Parque Nacional de Cabañeros.

 

 

4. La sala de las estaciones

 

- Audio guía de la sala de las estaciones

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía de la sala de las estaciones

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía de la sala de las estaciones

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía de la sala de las estaciones

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

Estás a punto de comenzar con esta audioguia un fantástico paseo por el Parque Nacional de Cabañeros. Presta atención y fíjate en los detalles que vayas observando, porque vas a ser un espectador privilegiado de las continuas transformaciones que se producen a lo largo del año en este maravilloso entorno natural.

Si estamos atentos a lo que sucede a nuestro alrededor, encontraremos numerosas pistas que nos revelan el paso de las estaciones a medida que avanza el año.

En Cabañeros tenemos dos especies migratorias que marcan de una manera muy especial estos momentos: la cigüeña y la grulla.

 

 

Anticipando el final del invierno, en el mes de febrero llegan al Parque numerosas cigüeñas procedentes de África. Casi al mismo tiempo, parten hacia el Norte las grullas que han pasado aquí el invierno. El mismo camino, pero a la inversa, se producirá de nuevo seis meses después.

Pero antes de iniciar el recorrido con la ayuda de la audioguia por la exposición, es importante que comprendas por qué se producen estos cambios estacionales, pues afectan de manera muy directa al ciclo de la vida en nuestro planeta.

La causa principal de las cuatro estaciones del año se debe a la inclinación del eje de rotación de nuestro planeta respecto a la órbita que describe en su viaje anual alrededor del Sol. Si nos fijamos en el hemisferio Norte, cuanto más inclinado hacia el Sol se encuentra ese eje, más calor hace y más largos son los días. Sube la temperatura porque esa parte del planeta está más radiada por los rayos solares. Cuando la inclinación hacia el sol es menor, los rayos inciden en menos horas en la parte de la superficie terrestre de este hemisferio. Esto provoca que bajen las temperaturas y que las noches sean más largas.

En las próximas salas vas a encontrar una selección de las mejores escenas que tienen lugar en los ecosistemas del Parque Nacional de Cabañeros en las distintas estaciones del año. Prepárate a viajar por el espacio y el tiempo, para descubrir los momentos estelares de la naturaleza de la península ibérica, los principales acontecimientos relacionados con la fauna y la vegetación más singulares del Parque. ¿Estás listo para empezar este viaje con la audioguia? Te espero en el equinoccio de primavera.

 

 

5. Equinoccio de primavera. Alas en el cielo

 

- Audio guía de equinoccio de primavera. Alas en el cielo

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía de equinoccio de primavera. Alas en el cielo

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía de equinoccio de primavera. Alas en el cielo

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía de equinoccio de primavera. Alas en el cielo

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

En esta sala vas a ser testigo del espectacular tránsito de aves migradoras que se produce en Cabañeros en torno al 21 de marzo. Esta fecha señala el equinoccio de primavera y el consiguiente cambio de estación tras dejar atrás el frío invierno. Es en este momento cuando los cielos del Parque se pueblan de miles de aves que emprenden diferentes rutas de viaje en función de dónde se encuentran sus lugares de cría y sus zonas de invernada. Aves estivales nidificantes que proceden del África subsahariana, aves invernantes que regresan ahora al Norte de Europa y aves de paso a otros lugares de destino se van a cruzar en las próximas semanas en el entorno de Cabañeros. Durante estos días el griterío de estos numerosos bandos, a veces casi un estruendo, se podrá escuchar en cualquier rincón de Cabañeros

 

 

Vamos a ver ahora en detalle cuáles son estas aves. Fíjate en el panel de la izquierda. En primer lugar, podrás ver un grupo de aves invernantes con sus rutas migratorias marcadas en un mapa.

Estas especies, como la grulla, el avefría, el chorlito dorado, el acentor o el zorzal, acaban de pasar el invierno en Cabañeros, evitando el frío de sus lugares de origen en el Centro y Norte de Europa. A partir de ahora empezarán a regresar de nuevo a estos territorios para criar. En otoño, cuando sus nuevos polluelos ya puedan volar solos, volverán todos juntos al Parque. Acércate al panel y descubre cuáles son las aves invernantes más representativas y qué rutas principales siguen en sus desplazamientos en vuelo. En este mismo panel, un poco más adelante, aparecen las aves de paso por el Parque y un mapa que ilustra también sus movimientos.

¿Sabes por qué se llaman de paso? Es fácil de imaginar. Se trata de aves que habitualmente no residen aquí y que están ahora en paso migratorio. Utilizan el territorio de Cabañeros como parada de descanso y para alimentarse hasta llegar a sus destinos finales. La posición estratégica de Cabañeros en medio de estas rutas y los atractivos que ofrece su medio natural para que estas aves puedan reponer fuerzas, hacen de este espacio un lugar fundamental para la supervivencia de estas aves. Algunas de ellas, como el mosquitero común, el colirrojo real, la alondra y la tarabilla norteña, las puedes ver representadas en este panel. Como antes, en el mapa puedes ver los detalles de las rutas que siguen en sus desplazamientos. Fíjate ahora en el panel de la derecha. En él puedes un tercer grupo de aves migradoras de Cabañeros. Se trata de las aves estivales nidificantes.

 

 

Procedentes del África subsahariana, empiezan a llegar ahora a Cabañeros tras pasar allí el invierno. En las próximas semanas comenzará su época de celo. Los que no tengan pareja, la buscarán, y todos criarán aquí a sus polluelos hasta que estén ya listos para emprender el viaje de regreso a África el próximo otoño. Algunas de estas aves te resultarán familiares, como la cigüeña blanca y las golondrinas. Otras quizás no tanto, como la cigüeña negra, el cernícalo primilla, el chotacabras pardo o la oropéndola. Acércate con la audioguia al panel si deseas conocerlas mejor. Podrás ver los detalles de cada una y el camino que siguen cada año en sus migraciones.

 

 

Si quieres saber más cosas sobre las aves migradoras de Cabañeros, acércate al interactivo que está en el centro de la sala y disfruta de las actividades que te proponemos. Con el interactivo “La Migración de las Aves” aprenderás muchas cosas sobre los viajes migratorios de siete aves: el águila calzada, el águila culebrera, la carraca y la cigüeña blanca como representantes de las aves estivales procedentes de África, la grulla y el milano real, como invernantes procedentes del Norte de Europa y el buitre negro como sedentario residente permanente en el Parque. Nos encontramos en la siguiente sala para descubrir la dehesa de Cabañeros en primavera.

 

 

6. Primavera en la dehesa. Esplendor en la hierba

 

- Audio guía de la primavera en la dehesa. Esplendor en la hierba

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía de la primavera en la dehesa. Esplendor en la hierba

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía de la primavera en la dehesa. Esplendor en la hierba

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía de la primavera en la dehesa. Esplendor en la hierba

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

Nos encontramos con la audioguia ante uno de los paisajes más habituales en el Parque Nacional de Cabañeros: las grandes extensiones de pastizales salpicadas de encinas. Estamos a finales del mes de abril. Es mediodía y el sol se encuentra en lo más alto del cielo. Las recientes lluvias y el aumento de las temperaturas en esta época del año han provocado que el pasto luzca verde y que haya numerosas flores silvestres. Para muchas especies comienza la época de cría, el momento donde la vida surge en cada rincón del Parque. Pero, como inevitable contrapunto, también está presente la muerte, tan necesaria para que continúe el ciclo vital de la naturaleza.

 

 

Así sucede en la escena representada que puedes ver delante de ti. Fíjate en el centro, un grupo de buitres leonados están dando buena cuenta de la carroña de un gran herbívoro, que yace muerto en el suelo desde hace días bajo una nube de moscas. Varios de estos buitres, con la cabeza y el cuello ensangrentados, se disponen en torno a los restos de este cadáver mientras se van desplazando dando pequeños saltos con las alas desplegadas. Otros se pelean entre sí para conseguir un buen sitio en este festín y alcanzar los mejores bocados. No hay reglas en este caos, los más fuertes mandan casi siempre.

Este griterío ensordecedor aumenta con la llegada de dos buitres negros. Uno de ellos desciende amenazante batiendo sus enormes alas para abalanzarse sobre el grupo y hacerse un hueco en el banquete. Posado a la derecha, el otro ejemplar, imponente por su tamaño y negra figura, lanza un chillido mientras aguarda pacientemente su turno entre un buitre leonado y un alimoche común. No se puede negar que impresiona ver juntas a las tres especies carroñeras presentes en el Parque.

El alimoche, debido a su menor tamaño, espera resignado y en silencio a que las otras aves carroñeras estén saciadas para poder llevarse a la boca los pequeños despojos de carne que quedan pegados a los huesos.

Y quizá te sorprenda ver en esta carroñada a dos cigüeñas rodeadas de buitres ¿Las has reconocido en parte izquierda de esta escena? Cuando tienen hambre no desprecian un buen trozo de carroña.

 

 

Sobre este festín en torno a la carroña sobrevuelan en el aire dos aves características de la dehesa mediterránea. A la izquierda, una pareja de elanios azules en época de cría otea las praderas desde las alturas para localizar pequeños roedores entre el herbazal.

Cerca de ellas, un solitario milano negro vuela lentamente mientras busca alimentos para su pareja. No se ha alejado mucho de ella. Si observas la parte derecha de escena, en la copa de la encina, la encontrarás ¿La ves? La hembra se encuentra en el nido incubando los huevos puestos en la segunda semana de abril. En poco más de una semana los polluelos estarán listos para salir del cascarón.

Esta zona de la escena en torno a la encina muestra la enorme diversidad de aves rapaces que habitan el Parque.

Mira ahora arriba, sobre las ramas de la encina. A la derecha aparece un nido de águilas culebreras. La hembra se encuentra cuidando del pequeño pollo recién nacido, cebándolo con minúsculos trozos de serpiente. Desde muy pronto se vuelve bastante chillón en demanda de comida, por lo que el macho deberá salir constantemente en busca de presas para alimentarlo a él y a la madre.

 

 

Más abajo, sobre el tronco de la encina, una aguililla calzada está posada sobre las ramas. Hace unos días que ha regresado al Parque tras invernar en África y ahora se encuentra buscando un territorio apropiado para anidar. Su pareja no estará muy lejos, pues tienen la costumbre de volar juntas, y más ahora, ya que están en plena fase del cortejo nupcial.

Mira de nuevo arriba, a la derecha, sobre la copa destaca la silueta de un águila ratonera. Es habitual verla sola, pero el macho se encontrará cerca, ya que es una especie muy territorial. Una vez establecidos en un paraje, vuelven a esa zona durante toda su vida. Esta águila ratonera lleva aquí posada desde hace un buen rato vigilando su territorio para defenderlo, si fuera preciso, de otros ejemplares invasores que pueden irrumpir en busca de alimento.

Baja la mirada y fíjate ahora en el fondo de la escena. Un zorro se acerca lentamente a la carroña, asomando el hocico entre el pastizal. Atraído por el olor del cadáver, gruñe y suspira con un chillido agudo mientras espera su turno. Sabe que será de los últimos y que apenas encontrará piltrafas jugosas que llevarse a la boca.

 

 

Un lagarto ocelado escapa subiendo por el tronco, no vaya a convertirse en alimento del zorro. Y a la derecha un ruidoso grupo de urracas, chillando sin parar y persiguiéndose unas a otras, también esperan a que acaben su festín las grandes aves carroñeras. Probablemente hayan sido ellas las primeras en llegar al descubrir el animal muerto. Su presencia y griterío alertó entonces a buitres y cuervos, pero ahora deberán aguardar para hacerse con los últimos restos.

Al final, como vemos, la naturaleza establece sus propias jerarquías y las diferentes especies no tienen más remedio que adaptarse a esas circunstancias para poder subsistir.

En un rato regresará la calma a este paraje de Cabañeros. El banquete en la hierba no durará mucho más, en pocos minutos sólo se escuchará ya el chasquido de los picos de algunos buitres contra los huesos de la carroña. Y después del festín, la mayoría de las aves reposará la digestión al sol con las alas manchadas de sangre extendidas para que el calor las seque y puedan desinfectarse.

 

 

Si quieres saber más cosas sobre la dehesa y las especies que la habitan, acércate con la audioguia a las pantallas que están junto a la escena y disfruta de las actividades que te proponemos. Con el interactivo “¿Quién es quién?” podrás tener más información sobre la escena y especies representadas en esta sala. El juego “Buitres” te permite conocer mejor a cuatro aves carroñeras: el buitre leonado, el buitre negro, el alimoche y el quebrantahuesos. Y con el juego “Dime qué comes y te diré quién eres” sabrás cuáles son las diferencias en la dieta de diferentes especies y cómo les afecta. Nos encontramos en la siguiente sala para descubrir el solsticio de verano.

 

 

7. Solsticio de verano. El día más largo del año

 

- Audio guía del solsticio de verano. El día más largo del año

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía del solsticio de verano. El día más largo del año

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía del solsticio de verano. El día más largo del año

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía del solsticio de verano. El día más largo del año

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

En esta sala podrás descubrir fácilmente las semejanzas y las diferencias entre dos aves de Cabañeros: la habitual y abundante cigüeña blanca y la más esquiva y escasa cigüeña negra. Fíjate bien en las dos escenas que están representadas. Aunque a simple vista ambas cigüeñas parecen tener muchos aspectos en común, déjame que te explique algunas de sus características propias. Cuando en alguna ocasión mires al cielo y tengas la suerte de encontrarte con alguna de ellas, sabrás entonces distinguirlas perfectamente.

Amanece en Cabañeros. El sol empieza despuntar por el horizonte entre los sinuosos perfiles de las sierras.

Una pareja de cigüeñas blancas se encuentran junto al enorme y pesado nido que han instalado sobre las desnudas ramas de un quejigo seco. Ambos están cuidando de sus dos polluelos nacidos hace varias semanas. Para la joven hembra ésta es su primera puesta. Se emparejó por primera vez el pasado invierno con este macho algo mayor que perdió a su pareja hace un año. Los dos estarán ya unidos durante toda su vida.

 

 

Por eso, la todavía algo inexperta hembra se encuentra inquieta y no deja de emitir ese peculiar crotoreo habitual de esta especie y que se produce al golpear rápidamente sus mandíbulas mientras lleva su cabeza hacia atrás, hasta casi darse con la espalda. Este rítmico golpeteo se puede amplificar en ocasiones gracias a su garganta inflada, que funciona como una verdadera caja de resonancia, proyectando este sonido a gran distancia.

Los nervios de la hembra se incrementan por la impaciencia de las dos crías. Acaban de despertarse y reclaman ruidosamente su desayuno. El trabajo de sus padres para alimentarles es incansable. Cada dos horas deben traer al nido alimentos que regurgitan para que sus crías puedan comer. Pero esta labor tiene premio, en un mes estarán listas para dar su primer vuelo.

Fíjate ahora en la escena de la izquierda. El largo y caluroso día está llegando a su fin. La noche está próxima y ya empieza oscurecer. Una hembra de cigüeña negra se encuentra posada vigilante junto al nido mientras cuida de su pequeño y hambriento polluelo. Ha salido del cascarón hace apenas unas semanas y a diferencia de sus padres, está cubierto todavía de un plumón blanco. Queda todavía un mes para que le empiece a salir ese inconfundible plumaje negro que caracteriza a esta especie.

Uno de los adultos acaba de llegar trayendo el último aporte de comida del día para el polluelo. Ha cazado un suculento sapo que regurgitará en unos instantes en el fondo del nido para que la cría pueda alimentarse.

Mira bien dónde está instalado el nido ¿Reconoces qué árbol es? ¿No? Es uno de los árboles más habituales en el Parque. El nido está construido en la horquilla de un alto y frondoso quejigo, lejos de posibles depredadores como el zorro o la gineta. En su realización ha participado durante semanas esta pareja. Sobre una base hecha con palos fueron levantando una estructura plana con tierra y hierba que tapizaron en su interior con abundante musgo.

 

 

La cigüeña negra es un ave solitaria durante su época de cría. El nido más próximo puede llegar a encontrase a muchos kilómetros de distancia. Así que dejemos a esta pareja charlar entre ellos antes de que se retiren a dormir. Tienen una animada y ruidosa conversación en la que cada uno intercala sus voces habituales, alternando silbidos con cantos roncos y chirridos parecidos a los de una sierra. Parece que hoy tienen muchas que contarse.

No te pierdas el audiovisual que hay en la sala si quieres aprender a dibujar bien la forma y los detalles de las cigüeñas. Y después no dejes de acercarte a las pantallas interactivas con la audioguia, aprenderás a hacerlo de una manera muy divertida. Te espero en la siguiente sala para descubrir la raña de Cabañeros en verano.

 

 

8. Verano en la raña. A la sombra de la encina

 

- Audio guía del verano en la raña. A la sombra de la encina

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía del verano en la raña. A la sombra de la encina

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía del verano en la raña. A la sombra de la encina

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía del verano en la raña. A la sombra de la encina

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

Nos encontramos con la audioguia ante la raña de Cabañeros, una extensa llanura herbácea salpicada de árboles que recuerda el paisaje de las grandes sabanas africanas. Estamos en el mes de agosto, es media tarde. El día está empezando a terminar, pero todavía se nota un calor sofocante en el ambiente. Esta sensación de sequedad se ve subrayada por la habitual sinfonía estival que componen los sonidos de las chicharras.

 

 

Una gran encina centenaria destaca, en el centro de la escena, entre los tonos pardos y amarillentos de la hierba seca. El ambiente es más húmedo bajo su densa copa y permite que la vegetación se mantenga más fresca. Por este motivo, la sombra que proyecta en el suelo da refugio a varias especies en verano. Como esta cierva que cuida de sus dos cervatillos, el más grande corresponde a la camada del año pasado. Descansan aquí desde hace horas mientras se protegen de los ardientes rayos del sol.

Las escasas sombras en la raña son muy apreciadas en los meses más calurosos y a menudo tienen que ser compartidas. Fíjate en los nuevos inquilinos que llegan corriendo desde la izquierda de la escena. Se trata de un grupo de jabalíes. A la cabeza del grupo va un imponente macho, seguido de la hembra y sus tres pequeños rayones, que juguetean escondidos entre una pequeña encina chaparra.

Mira ahora a la derecha de la encina. Sobre las ramas de un árbol seco reposan algunas aves africanas y dormitan tranquilamente una jineta y un gato montés. Se desperezan y vuelven a recostarse mientras aguardan a que se ponga el sol para iniciar su actividad, pues son dos animales de hábitos nocturnos.

 

 

Observa la base de este tronco seco. Una curiosa liebre está parada oteando el horizonte. No se da cuenta de la cercanía de dos temibles depredadores y este despiste podría costarle muy caro. Un zorro y un meloncillo han puesto sus ojos en ella… y pocas veces se les escapa una presa.

… aunque hoy parece que esta liebre ha tenido mucha suerte.

Más a la derecha puedes observar una alegre colonia de abejarucos comunes. Sus brillantes y coloridos plumajes destacan claramente ante los tonos arenosos del talud de tierra donde instalan sus nidos. Esta ubicación y su altura hacen que estén fuera del alcance de sus depredadores. Fíjate ahora en el otro lado de la escena, en la parte izquierda de la encina central.

 

 

Verás varias especies de aves esteparias, entre las que destaca la avutarda por su gran tamaño. Presta atención a los colores pardos y grises de estas aves. Les permiten camuflarse fácilmente entre los herbazales secos, como el que les ofrece la raña en verano.

Levanta ahora la mirada sobre ellas. Un cernícalo vulgar bate rápidamente sus alas con su cola desplegada en abanico y un milano real vuela haciendo amplios círculos en el aire. Ambos aprovechan a la perfección las corrientes de aire mientras exploran con atención el terreno en busca de sus presas favoritas: insectos y pajarillos en el caso del cernícalo y algún polluelo de las aves esteparias para el milano. El milano real ha puesto sus ojos en una perdiz y está a punto de lanzarse en picado para apresarla por sorpresa entre sus garras.

El final del día se aproxima. El sol comienza a ocultarse por el horizonte. Un sonido sobrecogedor inunda el aire del Parque.

 

 

Se trata de los primeros bramidos que emiten los ciervos machos adultos como respuesta al inicio del celo de las hembras. Está a punto de empezar uno de los espectáculos de la naturaleza más asombrosos, la berrea de los ciervos, que anuncia ya el final del verano en Cabañeros. En la siguiente sala de la exposición podrás conocer mejor con la audioguia en qué consiste la berrea.

Si quieres saber más cosas sobre el ecosistema de la raña y las especies que lo habitan, acércate con la audioguia a las pantallas que están junto a la escena y disfruta de las actividades que te proponemos. Con el interactivo “¿Quién es quién?” podrás tener más información sobre la escena y especies representadas en esta sala. El juego “Aves esteparias” te da diferentes pistas para identificar a un grupo de este tipo de animales. Y con el juego “La cadena trófica” tendrás que ordenar los distintos agentes que intervienen en la cadena alimentaria de varias especies. Nos encontraremos de nuevo en Otoño para descubrir el monte en Cabañeros.

 

 

9. Otoño en el monte. Estrellas en el bosque

 

- Audio guía del verano en la raña. A la sombra de la encina

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía del verano en la raña. A la sombra de la encina

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía del verano en la raña. A la sombra de la encina

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía del verano en la raña. A la sombra de la encina

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

El cambio de estación se empieza a notar en Cabañeros. El olor a tierra mojada por las recientes lluvias, las temperaturas cada vez más frías y los tonos ocres en las hojas de algunos quejigos que destacan entre la espesura de encinas y alcornoques son pruebas evidentes de que el otoño llegó al Parque hace ya varias semanas. Nos encontramos a finales del mes de octubre. La mañana está despuntando. La batalla que se disputa en el cielo entre nubes y claros no está todavía decidida y unos tímidos rayos de sol aprovechan esta circunstancia para intentar calentar sin éxito el suelo. El bosque parece desperezarse. En un rato todos sus habitantes estarán en plena actividad. Presta atención a lo que sucede en la escena general. Tienes la gran oportunidad de observar juntos a tres de los grandes protagonistas de Cabañeros: el águila imperial ibérica, el buitre negro y el lince ibérico. Tres alcornoques destacan en primer término en la escena que tienes delante. Fíjate en el del centro.

 

 

Una pareja de águilas imperiales ibéricas anidó la pasada primavera sobre una de sus ramas, a no mucha altura del suelo. A la derecha, posados en otra rama, los padres contemplan orgullosos a su polluelo ya crecido y completamente emplumado. No ha sido fácil sacarlo adelante en estos meses. Su otro hermano murió al caerse del nido al poco de salir del cascarón. El aguilucho está a punto de abandonar definitivamente el nido para buscar otros territorios más lejanos donde asentarse. Dentro de tres o cuatro años, convertido ya en adulto, regresará para criar cerca de este bosque donde nació.

Fíjate ahora con la audioguia en la base de este alcornoque. Bajo sus ramas se encuentra una buena representación de arbustos mediterráneos con flores y frutos propios del otoño. Puedes ver, de izquierda a derecha, un madroño, un brezo, una peonía, una jara, un labiérnago y una retama de tomillo. Son algunos representantes del milagro del otoño en el bosque de Cabañeros, una enorme despensa de alimentos después del tórrido verano y antes de afrontar las duras inclemencias del invierno.

Observa ahora la parte izquierda de la escena. Una colonia de buitres negros se ha instalado en un alcornoque algo más pequeño que el anterior. Se trata de dos familias con sus respectivos polluelos cuyos nidos no deben estar muy lejos. Los padres de una de estas familias, posados ambos sobre las ramas del árbol, observan a su cría mientras realiza distintos movimientos en el suelo bajo su atenta mirada.

 

 

A la derecha de este alcornoque, los otros padres asisten como espectadores a las prácticas de vuelo del otro polluelo. El sonido de un bufido en el aire y de un par de aletazos precede a su violento aterrizaje con las alas extendidas. El aprendizaje y el entrenamiento de estos movimientos son fundamentales para garantizar la supervivencia de ambas crías. Pronto abandonarán sus respectivos nidos y se dispersarán a cientos de kilómetros de distancia de este lugar.

Fíjate ahora con la audioguia en la parte derecha de la escena. Bajo las ramas del tercer alcornoque, en las que ha anidado un ruidoso bando de rabilargos que no deja de alborotar el bosque, han aparecido por sorpresa dos individuos del felino más amenazado de nuestras tierras: el lince ibérico. Probablemente se trate de dos jóvenes linces procedentes del sur peninsular que están buscando sus propios territorios para establecerse. ¡Sssshhh, acércate y procura no hacer ruido! Mientras uno de ellos descansa, el otro se aproxima sigilosamente a un conejo que duda al salir de la boca de su madriguera. Los conejos son su fuente de alimentación principal y no puede dejar escapar esta oportunidad, cada día les cuesta más encontrarlos.

 

 

Visto y no visto. El lince ha caído sobre el conejo y la emboscada ha tenido éxito. La mañana ha comenzado bien para estos dos felinos, pero necesitan más proteínas y tendrán que dar caza a otro conejo antes de que acabe el día.

Si quieres saber más cosas sobre el bosque mediterráneo y las especies que lo habitan, acércate con la audioguia a las pantallas que están junto a la escena y disfruta de las actividades que te proponemos. Con el interactivo “¿Quién es quién?” podrás tener más información sobre la escena y especies representadas en esta sala. El juego “¡Explora el bosque!” te permite conocer mejor a las especies más características del bosque mediterráneo Nos encontramos en la siguiente sala para descubrir el bosque caducifolio de Cabañeros en otoño.

 

 

10. Otoño en los bosques caducifolios. Una sinfonía de colores

 

- Audio guía del otoño en los bosques caducifolios. Una sinfonía de colores

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía del otoño en los bosques caducifolios. Una sinfonía de colores

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía del otoño en los bosques caducifolios. Una sinfonía de colores

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía del otoño en los bosques caducifolios. Una sinfonía de colores

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

Avanza el mes de noviembre en Cabañeros. Todavía quedan hojas secas que desprenderse de las copas de algunos árboles caducifolios, pero la mayoría forman ya un mar de hojarasca que cubre casi por completo el suelo del bosque formando una alfombra dorada. Nos encontramos en el interior de un espeso robledal. La belleza de los colores de este mágico paisaje es un placer para los cinco sentidos, pero los rigores del clima invernal se aproximan y la mañana se presenta muy fría y húmeda, especialmente en la umbría bajo los árboles. Es un aviso claro de que este año las nieves se anticiparán unas semanas. Sitúate frente a la escena. Vas a poder observar cómo varias especies conviven y luchan por su supervivencia en este bosque.

 

 

A la izquierda, en primer término, puedes ver el tronco de un roble que ha perdido ya todas sus hojas. Por detrás acaba de aparecer un sorprendido corzo que se había escondido entre la maleza. Se trata de un macho, con su peculiar cornamenta de tres crestas, que presenta el pelaje denso y gris que le ayudará a camuflarse y a combatir el frío del invierno.

Asustado por nuestra presencia, ha salido huyendo tras dar un poderoso salto impulsado por sus fuertes patas traseras.

Mira ahora con la audioguia hacia arriba. A medida que vas subiendo la vista por el roble te irás encontrando con varias aves curiosas. Como este trepador azul, que baja por el tronco boca abajo en una pose muy acrobática. Sus fuertes garras le permiten sujetarse a la corteza para realizar estos extraños movimientos mientras emite su insistente trino.

Un poco más arriba, a su izquierda, aparece un pico picapinos, un hábil carpintero que sabe trabajar la corteza para rebuscar larvas e insectos y cuyo golpeteo de su pico contra la madera se escucha a gran distancia.

Y sobre la rama hay dos vistosas aves posadas. Un tranquilo petirrojo desgrana de forma incansable una melodía de trinos melancólicos. Como cantor solista no hay otro pájaro en otoño que le pueda hacer sombra.

Y en el extremo de la rama puedes ver un arrendajo común. Acaba de guardar en un hueco de este roble varias bellotas que había recogido en el suelo. Su despensa está ya bastante llena de cara al invierno y parece que el estridente graznido que emite quiere comunicar su satisfacción por el trabajo bien hecho.

 

 

Pero su despensa se va a quedar pronto sin dueño. Un azor común, en una maniobra espectacular esquivando las ramas mientras bate rápidamente sus alas, está a punto de caer sobre el desprevenido arrendajo. Es un cazador implacable, casi nunca falla y probablemente tampoco lo hará en esta ocasión.

A no ser que esta pieza se la quite de las garras otra temible ave de presa del bosque. Un gavilán común se aproxima velozmente planeando desde la derecha de la escena. Aunque habitualmente caza pájaros de menor tamaño, la hembra de esta especie tiene preferencia por los arrendajos.

El final del arrendajo es seguro, la naturaleza debe seguir su curso y las leyes de la cadena trófica son implacables.

Baja ahora con la audioguia la vista y fíjate en la zona derecha de la escena. En torno a un tronco seco de un árbol tronchado y un helecho aparecen cuatro mamíferos muy habituales en estos bosques. A ver si te suena alguno de ellos ¿No? Seguro que uno de ellos te resulta algo más familiar. Un solitario erizo común, con su característico aspecto rechoncho y cubierto de púas, busca insectos y bayas en el suelo. Aunque es un animal sobre todo nocturno, suele salir en días fríos y húmedos como el de hoy.

Por encima de él, sobre el tronco, aparece un lirón careto. De hábitos también nocturnos como el erizo, ha aprovechado hoy la fresca mañana para seguir recolectando bellotas. Todavía necesita acumular mucho alimento para poder pasar el invierno en estado de hibernación.

Este lirón careto se va a llevar un buen susto. Está a punto de toparse con dos de sus depredadores habituales. Una despistada garduña acaba de salir de su madriguera para buscar algo que llevarse a la boca. Está hambrienta y no tiene preferencias especiales: roedores, topillos, reptiles, huevos, frutos, bayas…

 

 

Y más abajo, un tejón, con su peculiar cabeza blanca atravesada longitudinalmente por dos franjas negras. Omnívoro también como la garduña, tiene una mayor preferencia por frutas, miel, bayas y plantas. De manera muy acertada este animal es conocido como “el más vegetariano de los carnívoros”.

Si quieres saber más cosas sobre el bosque caducifolio y las especies que lo habitan, acércate con la audioguia a la pantalla que está junto a la escena y disfruta de las actividades que te proponemos. Con el interactivo “¿Quién es quién?” podrás tener más información sobre la escena y especies representadas en esta sala. El juego “El detective del bosque” te permite conocer mejor la fauna propia de los bosques caducifolios de Cabañeros. Nos encontramos con la audioguia en la siguiente sala para descubrir los ríos y las riberas de Cabañeros en otoño.

 

 

11. Otoño en los ríos y riberas. La vida vuelve al río

 

- Audio guía del otoño en los ríos y riberas. La vida vuelve al río

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía del otoño en los ríos y riberas. La vida vuelve al río

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía del otoño en los ríos y riberas. La vida vuelve al río

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía del otoño en en los ríos y riberas. La vida vuelve al río

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

Atardece en Cabañeros, el sol no se ha puesto todavía por el horizonte, pero la temperatura en el ambiente ha descendido rápidamente. Los días, cada vez más cortos, parecen despedirse con demasiada prisa. Nos encontramos en el interior de un frondoso bosque de ribera que va acompañando al cauce del agreste y montaraz río Estena en su paso por el Parque. Entre un pasillo de sauces, alisos y fresnos, las aguas estacionales del Estena bajan en estos primeros días de diciembre con más agua de lo habitual.

El otoño ha sido especialmente lluvioso y eso se nota en la crecida de los arroyos que alimentan el curso principal del río, que ya ha recuperado todo su caudal. El agua, siempre sinónimo de vida, se llena de peces y se convierte en estos momentos en un gran reclamo para numerosas especies que visitan las orillas del Estena. Déjame que te presente a algunas de ellas. Fíjate en primer lugar en las aguas del río, en su interior nadan pequeños bancos de peces. De izquierda a derecha puedes ver colmillejas, barbos cabecicortos, calandinos, jarabugos y cachos.

 

 

Entre ellos acaba de zambullirse una nutria para darse un festín. Aunque puede comer cangrejos, reptiles e incluso aves, los peces forman la base principal de su dieta. Hábil nadadora y buceadora, puede llegar a mantenerse sumergida hasta 3 minutos, está a punto de capturar un barbo cabecicorto. Lo compartirá con su pareja, que la espera en la orilla, fuera del agua ¿La ves? Cerca de ella, a su derecha, aparece una garza real. Lleva posada desde hace horas en una roca que apenas sobresale del río, con el cuello encogido y su pico alargado apuntado horizontalmente. Permanece inmóvil observando el fondo del agua, cualquier pez que pase a su alcance será hábilmente capturado.

Más a la derecha tenemos una rata de agua a punto de zambullirse en las aguas del Estena. Está en plena actividad frenética de recolección, pues tiene que llenar su madriguera de comida para pasar el duro invierno. Puede llegar a acumular varios kilos de materia vegetal, insectos y tubérculos.

A su lado aparece una solitaria lavandera blanca picoteando de forma repetida el suelo para alimentarse de pequeños insectos. Su pareja no estará lejos, pues en esta época del año son muy fieles a un pequeño territorio.

Y ya en el extremo de esta parte de la escena encontramos con la audioguia un silencioso galápago europeo. Ha salido entre la vegetación que le da protección para dirigirse lentamente hacia las aguas del río. Es en este momento cuando es más vulnerable ante sus posibles depredadores, mientras que en el agua es un excelente nadador.

 

 

Fíjate ahora con la audioguia en la parte izquierda de la escena. En primer lugar aparecen tres anfibios muy habituales en estos bosques: la rana común, la ranita de San Antonio y el sapillo pintojo ibérico. Los tres son de hábitos crepusculares y acaban de salir de sus escondites para alimentarse de pequeños insectos.

A su derecha se encuentra enroscada una culebra de agua. No es frecuente verla a estas horas en un mes ya tan frío como diciembre, pero el hambre la ha llevado hasta aquí. Uno de los tres anfibios anteriores se convertirá sin duda en una presa demasiado apetecible como para dejarla escapar. Aunque también podría serlo la salamandra común que se encuentra inmóvil a su derecha.

 

 

Un poco más allá aparecen un mirlo acuático y un lagarto verdinegro rebuscando larvas e insectos en el lodazal de la orilla.

Y si levantas ahora la vista podrás ver un precioso martín pescador luciendo su colorido plumaje. Lleva en su pico un insecto acuático que acaba de cazar con precisión.

Ya hemos comentado antes en la audioguia que el Estena baja este año con más caudal del habitual y esto ha provocado, como has visto, una sobreabundancia de presas para todas las especies. Paradojas de la naturaleza, el agua es vida y muerte al mismo tiempo, equilibrio necesario para la supervivencia en cualquier ecosistema.

Si quieres saber más cosas sobre los ríos y las riberas del Parque y las especies que lo habitan, acércate con la audioguia a la pantalla que está junto a la escena y disfruta de las actividades que te proponemos. El interactivo “¿Quién es quién?” te proporcionará más información sobre la escena y especies representadas en esta sala. Y con el juego “Puzzle de anfibios” aprenderás de una forma muy divertida datos muy curiosos sobre este tipo de animales. Nos encontramos en la siguiente sala para descubrir el solsticio de invierno en Cabañeros.

 

 

12. Solsticio de invierno. La noche más larga del año

 

- Audio guía del solsticio de invierno. La noche más larga del año

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía del solsticio de invierno. La noche más larga del año

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía del solsticio de invierno. La noche más larga del año

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía del solsticio de invierno. La noche más larga del año

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

El mes de diciembre ha ido trayendo a Cabañeros días cada vez más cortos, una tendencia que se invertirá justamente esta noche, la más larga del año, en la que tiene lugar el solsticio de invierno y se produce el cambio de estación. A partir de mañana, y aunque casi sea imperceptible, el día le ira ganando poco a poco minutos a la noche hasta llegar de nuevo dentro de seis meses al solsticio de verano. Una fecha que hoy nos queda bastante lejana por el gélido ambiente que nos rodea en la escena que tenemos delante.

Es casi medianoche y está cayendo una fuerte helada en el Parque. Una enorme luna llena inunda de luz el interior de este bosque despojado de hojas, recortando la figura de los troncos inmóviles. Lo hace con tal intensidad que llega a iluminar la entrada de una cueva que ha servido de dormidero durante el día a varias aves rapaces nocturnas. Éstas toman ahora el relevo de las especies diurnas y van ocupando su lugar en este escenario un tanto espectral.

Como esta lechuza común que aparece sobrevolando silenciosamente la parte izquierda de la escena. Fíjate bien, lleva en su pico un pequeño ratoncillo de campo que acaba de cazar en el suelo y ahora está remontando el vuelo lentamente con un primer batir de alas algo pesado.

 

 

Un poco más a la derecha, posados sobre las desnudas ramas de un árbol, aparecen un búho real y un pequeño mochuelo común. El primero, la rapaz nocturna más grande de nuestros bosques, parece cantarle a la luna con su sonoro e insistente aullido, que puede escucharse desde bastante lejos. Pero realmente se trata de un canto territorial que marca la zona que ocupa en la actualidad con su pareja. Por eso, cada búho real tiene una voz distinta que sirve para identificarles bien. Su visión nocturna y su agudeza auditiva son extraordinarias y creo que nos ha escuchado, acaba de girar su cabeza para observarnos con sus enormes ojos de color naranja. Sigamos sin hacer mucho ruido.

 

 

Un rechoncho y solitario mochuelo común está usando como posadero otra rama de este árbol. Lleva ahí inmóvil desde hace un buen rato, mirándolo todo fijamente mientras emite su particular voz, que suena como un maullido lastimero.

Más a la derecha, posados en dos árboles diferentes aparecen un búho chico y un cárabo común. En medio, una presa muy apetecible para todas las rapaces presentes en la escena: un despistado ratón de campo se ha quedado al descubierto mientras buscaba alimento, un error que le va a costar muy caro. El búho chico tiene una de las voces más lúgubres entre las aves, parecida al sonido que se obtiene al soplar sobre el cuello de una botella vacía. Esta voz también tiene, como en otras rapaces nocturnas, un sentido marcadamente territorial. De repente, se echa a volar para dar caza al ratoncillo. Lo hace con notable habilidad y en completo silencio, zigzagueando entre las ramas de los árboles sin tocarlas hasta caer sobre su presa.

Sobre el árbol que se encuentra más a la derecha de la escena, aparece posado un cárabo común. Se trata de un macho que se acicala el plumaje mientras ulula de manera insistente. Ha establecido un coqueto diálogo con una hembra de cárabo que le responde desde lejos con una voz más aguda y chillona. El cortejo entre ambos ha empezado y durará toda la noche.

 

 

Fíjate ahora con la audioguia en la zona del suelo de la escena. Verás cómo se iluminan de forma alterna varias cajas de luz que muestran seis especies diferentes de murciélagos presentes en Cabañeros. Presta atención. De izquierda a derecha aparecerán un murciélago montañero, un murciélago hortelano pálido, un murciélago de herradura grande, un murciélago rabudo, un murciélago ratonero grande y un murciélago orejudo meridional. Y no te pierdas el grupo de murciélagos de herradura que descansan colgados del techo de la cueva.

 

 

Todas estas especies que has visto han desarrollado unas extraordinarias y singulares características para adaptarse y sobrevivir en la oscuridad. Son los habitantes de la noche en Cabañeros.

Si quieres saber más cosas sobre fauna nocturna y rupícola del Parque, acércate con la audioguia a las pantallas que están junto a la escena y disfruta de las actividades que te proponemos. El interactivo “¿Quién es quién?” te proporcionará más información sobre las escenas y especies representadas en esta sala. Y con el juego “Un radar en la oscuridad” aprenderás de una forma muy divertida muchas cosas sobre los murciélagos. Nos encontramos con la audioguia en la siguiente sala para descubrir la estación del invierno en Cabañeros.

 

 

13. Invierno en el agua. La danza del viento

 

- Audio guía del invierno en el agua. La danza del viento

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía del invierno en el agua. La danza del viento

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía del invierno en el agua. La danza del viento

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía del invierno en el agua. La danza del viento

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

Los humedales de Cabañeros, como esta pequeña laguna que se formó gracias a las abundantes lluvias que cayeron el pasado otoño, han servido de refugio durante los últimos tres meses a miles de aves invernantes que llegaron con las primeras heladas. Ahora nos encontramos en la segunda quincena de febrero. Los días empiezan a ser un poco más largos, pero las temperaturas siguen sin ascender. Estamos en el mes más duro del invierno en el Parque, cuando más frío hace y las nevadas son más habituales. La primavera se ve este año todavía lejos. Y a pesar de ello, el instinto de estas aves invernantes empieza de nuevo a activarse. La llamada de regreso a sus territorios de cría en el centro y norte de Europa no se va a hacer esperar.

 

 

Como sucede con estos grupos de aves que ves en esta escena. Tras descansar en sus dormideros durante la noche, aprovechan las primeras horas del día para alimentarse e iniciar su viaje rumbo al norte. El estruendo de graznidos y trompeteos procedente de un numeroso bando de grullas se puede escuchar a kilómetros de distancia. El griterío es ensordecedor. La grulla, una de las aves más ruidosas que existen, es la gran protagonista de este momento. Varios bandos se han ido agrupando en este humedal para emprender juntas la marcha. Observa la elegancia de sus pausados movimientos, ya estén paradas o en movimiento. Su figura es inconfundible, con las patas estiradas y el cuello extendido o curvado hacia atrás cuando cantan.

Fíjate bien ahora con la audioguia en un detalle ¿Distingues unas grullas que tienen la cabeza cubierta por un plumaje amarillo? Se trata de varios pollos más jóvenes protegidos entre los adultos del grupo. Mientras algunas grullas ya están en el aire, otras empiezan a acompañarlas iniciando el vuelo tras corretear unos metros por el suelo con sus alas ya desplegadas, un movimiento muy característico de esta especie. Las más rezagadas se han quedado unos minutos más en el fango y en las orillas de la charca alimentándose de raíces, larvas e insectos. Saben que el viaje de la jornada es largo y no podrán detener su vuelo hasta el anochecer.

Mira ahora con la audioguia a la derecha de la escena. En el suelo, entre el grupo de grullas, aparece una pareja de ánades reales. El macho es fácil de identificar por su colorido plumaje: verde oscuro y brillante en cabeza y cuello; castaño rojizo en el pecho. Emparejados desde el inicio del invierno, se han establecido de forma permanente cerca de esta laguna, donde acaban de construir su nido entre el carrizal de una de sus orillas. La hembra está punto de criar, en poco más de una semana empezará a poner entre 7 y 12 huevos.

 

 

Más a la derecha, otra pareja de avefrías ha elegido este humedal para anidar. Aunque es una especie muy gregaria, durante su época de cría viven aislados. Por eso, ambos se muestran inquietos mientras exploran las proximidades de la laguna. Ánade real y avefría son dos especies invernantes, pero en Cabañeros están presentes durante todo el año. Los ejemplares procedentes de Europa que llegaron con el comienzo del invierno sí regresarán ahora a sus territorios de cría.

Levanta ahora la mirada y fíjate en el numeroso bando de palomas torcaces que está atravesando el cielo sobre esta laguna. Se trata de palomas europeas que están regresando a sus zonas de origen. Cientos de miles de estas aves cruzarán en unos días por el extremo occidental de los Pirineos de camino a casa.

 

 

Este bando de torcaces es un objetivo muy apetecible para dos elegantes depredadores del aire: el milano real y el elanio azul. Ninguno de los dos puede desaprovechar esta favorable ocasión que se les presenta.

El primero, de mayor tamaño, se acerca a las palomas desplegando sus alas, mientras su larga cola actúa como un poderoso timón. Prácticamente inmóvil, suspendido en el aire, está a punto de capturar una paloma entre sus garras. Los milanos reales están ahora regresando a sus zonas de cría en Suiza y Alemania, por lo que alimentarse bien es un objetivo vital para este ejemplar si quiere acabar bien su viaje.

El elanio azul está a punto de cernirse sobre su presa. Tras volar rápidamente con las alas muy anguladas alrededor del bando de torcaces, las pliegan de repente hacia arriba, cayendo a plomo y repentinamente sobre el objetivo elegido.

 

 

La mañana fresca avanza en Cabañeros. Las voces de las aves que cruzarán hoy su luminoso cielo se propagan por el aire y no empezarán a apagarse hasta el atardecer.

Si quieres saber más cosas sobre las aves invernantes, el ecosistema de los humedales y las especies que lo habitan, acércate con la audioguia a las pantallas que están junto a la escena y disfruta de las actividades que te proponemos. Con el interactivo “¿Quién es quién?” podrás tener más información sobre la escena y especies representadas en esta sala. Y con el juego “En ruta” podrás conocer mejor las rutas migratorias europeas de cuatro especies que pasan el invierno en Cabañeros. Nos encontramos en la siguiente sala para descubrir la sierra en invierno.

 

 

14. Invierno en la sierra. Dueños de las cumbres

 

- Audio guía del invierno en la sierra. Dueños de las cumbres

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía del invierno en la sierra. Dueños de las cumbres

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía del invierno en la sierra. Dueños de las cumbres

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía del invierno en la sierra. Dueños de las cumbres

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

Pasamos ahora con la audioguia por el Macizo de Rocigalgo, en las sierras más altas de Cabañeros. Nos encontramos ante un gran farallón de roca cuarcítica del que se descuelgan pequeños torrentes originados por los arroyos invernales que nacen en estas cumbres y que en algún caso llegan a producir cascadas de enorme belleza. Ha amanecido hace una par de horas y el viento no deja de azotar estos desnudos riscos. Esta fría mañana de febrero se presenta con un cielo luminoso y despejado que nos ofrece unas espléndidas vistas de algunos de los paisajes menos conocidos del Parque.

Fíjate con la audioguia en la parte izquierda de la escena. Junto a unos enebros aparece un grupo de cabras montesas. Es fácil distinguir a los dos machos de la hembra por la impresionante cornamenta de los primeros. No es fácil verlo todavía, pero la hembra se encuentra preñada. Si todo va bien, el nuevo cabritillo nacerá en el próximo mes de mayo. Los machos son dos ejemplares jóvenes que están jugando desde hace un buen rato. Mitad juego, mitad entrenamiento, su instinto les lleva a imitar el comportamiento de los adultos en las peleas que suelen sostener durante la época de celo para decidir quién se apareará con un mayor número de hembras. Uno de ellos ha buscado una posición más elevada entre las rocas y está a punto de alzarse sobre sus patas traseras para dejarse caer contra su adversario.

 

 

El seco y fuerte sonido de las cuernas entrechocando es repetido por el eco en el silencio de estas sierras, mostrando la violencia de estos tremendos golpes. En unos minutos, uno de estos machos aceptará la derrota en este juego y se alejará de este lugar para buscar nuevos enfrentamientos en los que quizá su victoria sí sea posible. Éste será el último entrenamiento para estos dos machos. En unos meses habrán alcanzado ya su plena madurez sexual y a finales de año pondrán en práctica todo lo aprendido en estos juegos. Mira ahora con la audioguia la parte derecha de la escena, destacan en primer término dos animales excepcionales.

En primer lugar, un soberbio ejemplar de ciervo macho parece posar ante nuestra mirada. Le hemos sorprendido lejos de la protección de la vegetación y permanece en tensión a la espera de nuestros movimientos. Su cornamenta está a punto de caerse de forma natural al final de la estación invernal. Es habitual verlos deambulando en solitario por estas sierras, pues los machos sólo se juntan con las hembras en su época de celo, cuando se produce la conocida berrea.

Un poco más a la derecha sobrevuela la escena la más majestuosa ave de todas las que pueblan los cielos de la península ibérica: un águila real. Con sus alas desplegadas e inmóviles parece apoyarse en una invisible corriente de aire que la eleva suavemente entre los riscos de estas sierras. Su poderosa y elegante técnica de vuelo le permite mantener un control de sus acciones incluso con el viento más fuerte en contra.

 

 

Se trata de una hembra y su pareja no estará muy lejos. Son muy territoriales y además están en plena época de celo. Han construido el nido en algún cortado rocoso próximo, aprovechando seguramente una oquedad de la pared vertical de un roquedo. Fíjate ahora un poco más abajo. Aparece una comunidad de pequeños pájaros en este cortado rocoso. Aunque no cantan mucho en invierno, algunos trinos resuenan en el silencio de estas cumbres. A los más habituales de estos parajes, el acentor alpino y el colirrojo tizón, se han sumado un pequeño bando de pinzones vulgares y un solitario petirrojo, más frecuentes en cotas bajas y boscosas.

Para que puedas identificarlos bien te voy a decir dónde están exactamente. De derecha a izquierda puedes ver una pareja de vistosos acentores alpinos, los más habituados a los fríos de estas cumbres.

Más a la izquierda con la audioguia, un colirrojo tizón permanece inmóvil sobre un saliente rocoso, uno de sus posaderos preferidos y en el que puede pasar horas sin inmutarse esperando a divisar su próxima comida.

 

 

A continuación y un poco más abajo, los trinos sonoros y metálicos de un petirrojo y de tres pinzones vulgares se entremezclan formando una pequeña algarabía poco frecuente en el Rocigalgo.

Si quieres saber más cosas sobre fauna que habita las sierras del Parque, acércate con la audioguia a las pantallas que están junto a la escena y disfruta de las actividades que te proponemos. Con el interactivo “¿Quién es quién?” podrás ampliar la información sobre las escenas y especies representadas en esta sala. Y el juego “¿Quién vive ahí?” te permitirá saber que diferentes ecosistemas hay en Cabañeros según su altitud y qué especies los habitan.

Y aquí, en el macizo del Rocigalgo, a 1.448 metros de altitud, en el punto más alto de los Montes de Toledo, concluimos la primera parte de nuestro recorrido por este Centro de Visitantes del Parque Nacional de Cabañeros. Hemos asistido a los diferentes cambios que se producen a lo largo de las cuatro estaciones durante 365 días. Una serie de transformaciones y de acontecimientos que, aunque muchas veces ya no seamos conscientes de ellos, se suceden cada año y que en esta ocasión has podido comprobar con tus propios ojos.

Vimos cómo este ciclo anual comenzaba la pasada primavera cuando empezaban a llegar las cigüeñas al Parque y emprendían su viaje al Norte las grullas que habían invernado en Cabañeros. Todo vuelve a empezar de nuevo, todo se repetirá otra vez en los próximos meses, porque la naturaleza está en permanente movimiento cíclico, como ha ocurrido desde siempre.

Espero que te haya gustado esta parte de la visita con la audioguia y que mi compañía te haya resultado interesante. Te espero en las siguientes salas del recorrido.

 

 

17. La conservación de la naturaleza y el desarrollo rural

 

- Audio guía de la conservación de la naturaleza y el desarrollo rural

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía de la conservación de la naturaleza y el desarrollo rural

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía de la conservación de la naturaleza y el desarrollo rural

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía de la conservación de la naturaleza y el desarrollo rural

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

Nos encontramos ahora con la audioguia en el Corredor de Enlace, una zona que conecta la Sala de las Estaciones, de donde venimos, y la Quintería, por donde continúa el recorrido de nuestra visita. Como en otros rincones del planeta, los habitantes de los pueblos más próximos al Parque Nacional de Cabañeros han sido protagonistas durante generaciones de una singular relación con su entorno más cercano. Con el paso de los siglos han ido albergando en sus tradiciones y oficios la sabiduría de lo que significaba esencialmente la naturaleza como parte íntegra del mismo ciclo de la vida del que dependía su propia existencia.

En esa incesante búsqueda de instrumentos y formas para establecer una relación equilibrada con el entorno que los rodeaba se encuentran las huellas imborrables de la naturaleza en su historia, en su memoria y en sus emociones. La declaración en 1995 del Parque Nacional de Cabañeros tuvo muy en cuenta estos aspectos y supuso para esta comarca de los Montes de Toledo un fuerte impulso para su desarrollo socioeconómico, pues hasta ese momento era una zona que se había caracterizado por una alta emigración y un fuerte despoblamiento.

Cuatro localidades enclavadas en la provincia de Ciudad Real (Alcoba de los Montes, Horcajo de los Montes, Navas de Estena y Retuerta del Bullaque) y dos en Toledo (Hontanar y Los Navalucillos) se han visto beneficiadas desde entonces por las medidas adoptadas para garantizar su desarrollo sostenible y mejorar la calidad de vida de sus habitantes. En la Sala tienes varios elementos de consulta por si deseas ampliar esta información. Encontrarás documentación general y folletos turísticos publicados por los distintos municipios de la comarca, con datos sobre la amplia oferta de alojamientos y restaurantes que hay en la zona. Hay también una completa información acerca de las actividades propuestas por empresas de agroturismo y turismo activo.

 

 

Destacan las visitas guiadas personalizadas por el Parque, a pie o en 4x4, o las rutas tematizadas: ornitológicas, fotográficas o durante la época de la berrea del ciervo. Sin olvidar las catas comentadas en bodegas, almazaras y queseras tradicionales, donde podrás degustar los excelentes productos de la comarca de Cabañeros. Hay además una pantalla que dispone de un sencillo e intuitivo interactivo de consulta que amplía esta información y muestra un mapa del Parque con la localización de los seis municipios integrados en el Área de Influencia Socio-Económica.

 

 

18. Las formaciones vegetales en Cabañeros

 

- Audio guía de las formaciones vegetales en Cabañeros

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía de las formaciones vegetales en Cabañeros

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía de las formaciones vegetales en Cabañeros

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía de las formaciones vegetales en Cabañeros

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

Continuamos ahora con la audioguia nuestro recorrido por la planta baja del Corredor de Enlace. Aquí encontrarás en primer lugar datos sobre el bosque mediterráneo en la Red Natura 2000, el principal instrumento para la conservación de la naturaleza en la Unión Europea. Creada en 1992, es la mayor red ecológica del mundo. Ha servido desde entonces para dar a los Estados miembros de la Unión Europea un marco común en el que actuar para la preservación de la biodiversidad en sus territorios y asegurar la supervivencia, a largo plazo, de las especies y los hábitats más amenazados de Europa.

 

 

Los espacios protegidos que conforman la Red Natura 2000 en España ocupan en conjunto algo más del 28% de su territorio, un dato que nos convierte en el país que aporta mayor superficie a esta Red. Y una gran parte de esas áreas protegidas corresponden a bosques mediterráneos, los protagonistas indiscutibles del paisaje de la península ibérica.

Fíjate ahora con la ayuda de la audioguia en la maqueta que se encuentra en el centro de la sala. Esta maqueta reproduce a escala el territorio del Parque Nacional de Cabañeros y muestra la distribución de las diferentes formaciones vegetales que se encuentran en su interior. Con todo ello y con lo que has podido ver antes en el recorrido por las Salas de las Estaciones estoy seguro de que podrás reconocer en la maqueta los paisajes más característicos de Cabañeros. Te espero en La Quintería, donde te hablaré de los valores etnográficos del Parque.

 

 

19. La Quintería. La arquitectura y la vida rural

 

- Audio guía de la Quintería. La arquitectura y la vida rural

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía de la Quintería. La arquitectura y la vida rural

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía de la Quintería. La arquitectura y la vida rural

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía de la Quintería. La arquitectura y la vida rural

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

En las próximas salas nuestro recorrido con la audioguia transcurrirá por el interior de una reconstrucción de una Quintería, el elemento arquitectónico que mejor identifica la arquitectura popular dedicada a las labores del campo del entorno. Estas pequeñas construcciones blanqueadas o en piedra vista, que reflejan como un espejo el sol en verano y se ocultan entre las nieblas invernales, salpicaban en gran número y hasta no hace mucho los campos próximos a Cabañeros. Adaptadas al medio, a los recursos existentes y a las necesidades de las explotaciones agropecuarias tradicionales, las Quinterías estaban perfectamente integradas en el paisaje circundante.

 

 

Mira ahora con la audioguia el plano que aparece en el acceso. Su información te servirá para orientarte en tu recorrido por el interior de nuestra Quintería. Las siguientes salas que vas a ver están dedicadas a poner en valor el papel fundamental de la encina en la comarca de los Montes de Toledo, donde se enmarca el Parque Nacional de Cabañeros. Tan importante ha sido aquí la encina para sus habitantes que la hemos llamado “El árbol de la vida”. Casi todo sigue girando en torno a la encina, pues es fuente casi inagotable de recursos materiales y centro de la cultura local desde un punto de vista antropológico.

Su madera, su corteza, las bellotas que proporciona, su valor en la configuración del paisaje de las dehesas o asociada al matorral y al bosque mediterráneo. Te espero en la siguiente Sala, donde te contaré más cosas sobre uso de la madera de encina.

 

 

20. La Quintería. Sala de la madera

 

- Audio guía de la Quintería. Sala de la madera

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía de la Quintería. Sala de la madera

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía de la Quintería. Sala de la madera

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía de la Quintería. Sala de la madera

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

La madera de encina ha sido muy apreciada desde siempre en las labores tradicionales debido a su dureza y densidad. Era muy utilizada en carretería para hacer ruedas y ejes de carro.

Muy empleada también para hacer vigas y pilares de edificios y en la realización de diferentes aperos de labranza como arados, azadas, azadones o rastrillos, así como en otras pequeñas herramientas de mano.

 

 

Su alta resistencia a la humedad la convertía además en madera excelente para usar en canales de acequias y otros sistemas de riego menores.

¿Reconoces ese sonido de la audioguia? Se trata del sonido de unos cencerros. Sus badajos, la pieza que golpea el interior de la pieza metálica, solía estar fabricada con una gruesa astilla del corazón de una encina.

Los pastores aseguran que con este material el sonido puede escucharse desde distancias muy lejanas. Reconocían así sus rebaños y les permitía encontrar una oveja o una cabra perdida en el monte. Fíjate ahora en una de las paredes de esta sala, donde aparece una selección de estas herramientas. ¡A ver si sabes distinguirlas!

La leña y el carbón vegetal eran otro de los usos habituales de la madera de encina, la más estimada de nuestros montes por su alto poder calorífico. La leña solía proceder de podas y rozas de monte bajo, mientras que el carbón se obtenía en horneras, donde la madera se quemaba lentamente durante días. Nos encontramos en la próxima Sala con la audioguia, donde veremos qué productos nos proporciona el matorral.

 

 

21. La Quintería. Sala del matorral

 

- Audio guía de la Quintería. Sala del matorral

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía de la Quintería. Sala del matorral

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía e la Quintería. Sala del matorral

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía de la Quintería. Sala del matorral

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

Durante siglos, las especies vegetales que pueblan el monte bajo del Parque han surtido a sus cercanos habitantes de un sinfín de recursos naturales. Fíjate en el mural gráfico que se desarrolla a lo largo de una de las paredes de la sala. Aparecen representadas muchas de las plantas y frutos necesarios en la fabricación artesanal de varios productos.

 

 

Algunos tan ricos como la exquisita miel de jara o de brezo que los artesanos apicultores recolectan cada año de las colmenas instaladas en el monte, cerca de esas praderas que se inundan en primavera del color de las flores. En el centro del panel puedes ver la recreación escenográfica de una colmena tradicional y holograma con una nube de abejas a su alrededor. Parecen reales ¿verdad?.

Otros tan prácticos como los insecticidas naturales fabricados con tomillo o los cosméticos elaborados mezclando lavanda y otras plantas aromáticas. Acércate ahora a la parte derecha del panel. Encontrarás unos difusores de olores de algunas de estas plantas para que puedas distinguir su especial aroma.

Otros tan sabrosos como el tomillo, el eneldo o el orégano, esenciales cuando se trata de rematar un buen plato de comida.

Y que mejor para comenzar una animada sobremesa que las deliciosas mermeladas y los licores obtenidos de frutos y bayas como el madroño o el endrino. Te espero con la audioguia en la próxima Sala, donde descubriremos los secretos de la corteza.

 

 

22. La Quintería. Sala de la corteza

 

- Audio guía de la Quintería. Sala de la corteza

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía de la Quintería. Sala de la corteza

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía e la Quintería. Sala de la corteza

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía de la Quintería. Sala de la corteza

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

En esta sala veremos con la audioguia los usos y aplicaciones tradicionales de la corteza de la encina y el alcornoque. Fíjate en los dos maniquís que se encuentran junto a al abrevadero para el ganado.

 

 

Están vestidos con prendas y accesorios de cuero, elaborado artesanalmente a partir del curtido de la piel de las piezas de ganado que frecuentan los pastizales del área de influencia del Parque Nacional de Cabañeros. En este proceso del curtido se empleaba la corteza de las ramas de encinas. Su riqueza en taninos la convertían en un perfecto curtiente natural que evitaba la descomposición de las pieles. Vamos ahora con el otro uso tradicional de la corteza.

Todavía hoy en la actualidad, como se ha venido haciendo durante siglos, en la zona se mantiene una de las actividades tradicionales más curiosas de los montes españoles: el descorche. ¿Sabes de qué se trata? ¿A qué te puede sonar esa palabra? Seguro que lo has deducido. Se trata de la extracción manual y artesanal de la corteza de los alcornoques para obtener el corcho. En el vídeo proyectado sobre la pared derecha podrás contemplar un descorche real.

No es un trabajo que pueda hacer cualquiera. Se necesita una gran habilidad y unas herramientas perfectamente adaptadas a esta labor. Pero hay días que son más complicados que otros y árboles más difíciles de descorchar. Los que tienen ramas curvadas hacia abajo, llamadas “sobaqueras”; los que tienen ramas pequeñas o “canutos”; y los que tienen muchas ramas interconectadas, que se conocen como “horcajás”. La cuadrilla que escuchas lleva varios días faenando duro en este alcornocal. Suben por el tronco sin ayuda de escaleras y desde arriba despegan la plancha de corcho con cuidado de no romperla.

Una vez en el suelo, se van acumulando en haces de 6 planchas que se cargan sobre el lomo de un mulo. Ésta es una manera de transportar el corcho que se sigue empleando en la actualidad en el entorno de Cabañeros debido a las dificultades del accidentado terreno donde se suele realizar.

 

 

Del trabajo de esta cuadrilla, una vez procesado el corcho, se obtienen finalmente multitud de objetos y productos que usamos todos los días: tapones, aislamientos, suelos, objetos decorativos y de regalo, pizarras…

¿A que nunca podías haber imaginado que algunos de ellos podrían proceder del entorno de este Parque Nacional? Seguimos con la audioguia en la siguiente Sala, dedicada al papel de los animales en la economía tradicional de la quintería.

 

 

23. La Quintería. Sala de la ganadería

 

- Audio guía de la Quintería. Sala de la ganadería

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía de la Quintería. Sala de la ganadería

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía e la Quintería. Sala de la ganadería

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía de la Quintería. Sala de la ganadería

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

Estamos con la audioguia en la recreación del espacio interior de la quintería que corresponde a la zona de cuadras. Aquí se guardaban y alimentaban principalmente los animales de carga y trabajo que se empleaban en las diversas tareas agropecuarias. En el transporte de pesadas cargas, en el labrado de los campos o moviendo pequeñas norias para el riego de los huertos familiares, mulos y caballos de tiro tuvieron una importancia fundamental en el pasado para los campesinos de la comarca de los Montes de Toledo.

 

 

En la sala anterior has podido ver un abrevadero, que se empleaba para dar de beber a estos animales. La situación de la cuadra en el interior de la quintería tenía una doble función. Proteger al ganado doméstico para que descansara y dar calor a la zona donde dormían los labradores. En estas cuadras solían guardarse vacas, mulas y ovejas.

El pastoreo es otra de las actividades tradicionales que se realiza en el entorno del Parque Nacional. Muchas de las piezas que has visto antes elaboradas en cuero han sido creadas por los pastores para sus tareas más habituales: morrales para llevar la comida y las pequeñas herramientas; delanteras y medias piernas para protegerse cuando esquilan; ropa confeccionada por ellos para abrigarse; mangos de pequeños cuchillos para cortar un buen trozo de queso…

Aunque el fin más importante del pastoreo es la producción de carne de oveja y cabra, hay otro producto que destaca por su excelente calidad y que se realiza de manera artesanal en todos los pueblos del área de influencia de Cabañeros: se trata del queso de oveja.

¿Sabes de dónde viene el queso? Fíjate con la audioguia en las imágenes que se proyectan sobre el escenario de la cuadra. Un audiovisual de gran formato y a escala real, como si fuera un trampantojo, crea la ilusión óptica de que está ocupada por un grupo de ovejas.

Podrás ver cómo son ordeñadas por los pastores. La obtención de su leche es el primer paso fundamental para la elaboración del queso. No hagas ruido, los animales pueden alterarse. Nos encontramos en la próxima Sala para hablar de la bellota y sus cualidades.

 

 

24. La Quintería. Sala del fruto: la bellota

 

- Audio guía de la Quintería. Sala del fruto: la bellota

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía de la Quintería. Sala del fruto: la bellota

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía de la Quintería. Sala del fruto: la bellota

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía de la Quintería. Sala del fruto: la bellota

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

El cerdo ibérico es el animal doméstico que mejor representa el paisaje de las dehesas que se encuentran en el entorno de Cabañeros. Sueltos allí entre encinas y alcornoques, estos cerdos se crían libremente alimentándose de pastos y bellotas maduras que encuentran por el suelo.

Esta actividad tradicional, llamada montanera, se mantiene todavía hoy en día y da trabajo a muchos pastores. Como este grupo que escuchamos, están al cuidado de esta dehesa y de los cerdos que campan por ella. Están golpeando con largas varas las ramas de las encinas para que las bellotas más maduras caigan al suelo. Enseguida se ven rodeados de varios cerdos que dan buena cuenta de ellas.

 

 

Esta dieta y el ejercicio continuado que hacen es el principal motivo de la excelente calidad de los productos que se extraen de estos cerdos, entre los que sobresale el jamón ibérico, con su atractivo color brillante y un veteado de grasa perfectamente distribuido. Pero llegar al curado de estos jamones no es proceso sencillo. Tras empezar en la dehesa, como ya hemos visto, el siguiente paso es el ritual anual de la matanza, que en los pueblos de Cabañeros se sigue realizando de forma tradicional.

La matanza del guarro dura unos tres días y se realiza en los momentos más fríos del año. Las temperaturas bajas no animan a la fiesta, pero son necesarias para la buena curación de los productos obtenidos. Estos tienen una gran importancia en la economía doméstica local, ya que se dedican exclusivamente al autoabastecimiento y suponen un aporte alimenticio extra para las familias. Por eso, las matanzas siguen siendo hoy días de celebración, de encuentro y de ayuda entre vecinos y familiares. Comidas comunales en las que se mezcla en perfecta sintonía el trabajo y la fiesta.

En la sala encontrarás además cuatro pantallas. Cada una de ellas muestra un audiovisual que explica de una manera sencilla y amena el proceso completo de la matanza o, dicho en otras palabras, cómo se transforma la bellota en jamón ibérico. Nos encontramos con la audioguia en la próxima Sala, donde terminaremos nuestro recorrido por la quintería.

 

 

25. La Quintería. Sala del bosque

 

- Audio guía de la Quintería. Sala del bosque

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía de la Quintería. Sala del bosque

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía de la Quintería. Sala del bosque

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía de la Quintería. Sala del bosque

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

Nos encontramos con la audioguia en la sexta y última sala del espacio de la Quintería, dedicada a explicar las actividades cinegéticas tradicionales que se practican en los alrededores del Parque.

Dentro de sus límites no está permitida la caza, pero fuera sí. Y una de las más habituales es una montería en el bosque como ésta, en la que parece que estamos en medio. Una rehala de perros ha descubierto un jabalí que se ha puesto velozmente en fuga como alma que lleva al diablo. Su enorme corpachón golpea violentamente contra las ramas bajas y va dejando un rastro demasiado fácil de seguir para estos perros bien adiestrados.

 

 

La rehala de sabuesos va batiendo el monte a toda velocidad. Los perreros que van detrás de ellos no paran de achucharles en ningún momento para que no aflojen en la persecución del jabalí.

El jabalí tiene muy pocas probabilidades de escapar. Si consigue cruzar el río por algún vado quizá logre despistar a los perros, pero lleva ya mucho tiempo corriendo y no es un animal preparado para aguantar tanto esfuerzo.

Y los disparos que suenan a lo lejos parecen indicar que no ha conseguido escapar. Los cazadores, escopeta en mano y apostados en lugares elevados del monte para tener una mejor visión de la huida del jabalí, se han cobrado hoy su pieza.

Otras modalidades de caza menor tienen como objetivos liebres, perdices, tórtolas y palomas torcaces como este bando que cruza ahora el cielo de este bosque. Hoy pueden despedirse tranquilas. Los cazadores que hemos visto antes parecen satisfechos ya con el jabalí que acaban de cobrarse, es una pieza más que importante.

 

 

Fíjate con la audioguia en las huellas que están impresas en el suelo. Un buen cazador sabría reconocerlas de inmediato, ¿sabes a qué animales corresponden? Y acércate a los visores que encontrarás en las columnas. Podrás ver espectaculares imágenes retroiluminadas en 3D relacionadas con la caza y sus protagonistas. Y con esto termina nuestro paseo por la Quintería y sus diferentes espacios. Espero que hayas disfrutado del recorrido y que hayas aprendido muchas cosas.

 

 

26. Despedida

 

- Audio guía de despedida

- Idioma Español

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma español Pulse aquí

 

- Audio guía de despedida

- Idioma Inglés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma inglés Pulse aquí

 

- Audio guía de despedida

- Idioma Francés

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma francés Pulse aquí

 

- Audio guía de despedida

- Idioma Alemán

- Formato mp3

Audioguia Parque Nacional de Cabañeros idioma alemán Pulse aquí

   

 

Aquí finaliza nuestro recorrido con la audioguia por las salas de este Centro de Visitantes y comienza lo más importante, tu visita al Parque Nacional de Cabañeros. Vas a poder ver con tus propios ojos todo lo que te hemos ido adelantando en la exposición. Espero que mis comentarios te hayan servido para entender mejor lo que has visto y lo que vas a disfrutar ahora.

 

 

Si tienes cualquier duda, pregunta a mis compañeros del Centro. Y prepárate para disfrutar de experiencias increíbles en el mejor espacio posible para observar la fauna en su hábitat natural.

¡Gracias por visitarnos! ¡Y espero que vuelvas a vernos pronto!

 

 

Audioguías Bluehertz ha realizado el servicio de audio guías en el Centro de Visitantes del Parque Nacional de Cabañeros disponible en los idiomas español, inglés, francés y alemán.

 

Centro de Visitantes del Parque Nacional de Cabañeros: 13110 - Horcajo de los Montes, Ciudad Real.

- Tel.: 91 597 65 77 - informacionma@magrama.es - www.magrama.gob.es/es/red-parques-nacionales/nuestros-parques/cabaneros

 

 

Volver al índice

 

 
Aviso Legal|Audio guias Bluehertz|info@audioguias-bluehertz.es| Tel.: +34 902 050 680 certificados de audioguias y radioguias, sistema de guiado de grupos